Arranca el festival de cine y novela policiaca Pamplona Negra con Italia como país invitado.

 

 

Texto: Gildenis CORREIA GUTIÉRREZ 

 

Hoy se inicia la octava edición del festival dedicado a la literatura y al cine negro, Pamplona Negra 2022, que llega a la capital navarra en sus fechas habituales, del 17 al 22 de enero. El escenario Baluarte acogerá un evento que propone “un viaje en el tiempo” a lo largo del género negro a través de diferentes talleres y actividades. En ellas participarán profesionales relacionados con el mundo de la criminología junto a los invitados especiales de esta edición, considerados los mejores novelistas del género negro italiano e internacional, en representación del país al que está dedicado el lema de este año, C’era Una Volta… Il Giallo (Érase una vez… la novela negra).

 

“Creo que el secreto del éxito fue plantear Pamplona Negra como un festival multidisciplinar, en el que tiene cabida no solo la literatura de género y los autores y autoras, sino también el cine, la música, la gastronomía y, sobre todo, la vida real” con estas palabras la directora del festival, Susana Rodríguez Lezaun, define la esencia de Pamplona Negra. Explica que “por primera vez contamos con la colaboración de una institución cultural foránea, como el Instituto Italiano di la Cultura, y el amparo de la embajada italiana”.

 

Y es que este año aumenta el número de autores provenientes del país invitado con tres grandes nombres como Marcello Fois, Antonella Latanzzi y Massimo Carlotto. Pero además también estarán presentes los padres del género en España y autores nacionales, como principales novelistas del “giallo hispano”. Los talleres de creación literaria se impartirán cada tarde, en euskera y castellano, por Aingeru Epaltza y Alex Martín Escribá. En los clubs de lectura estarán autores como Arantza Portabeles, Andreu Martín, María Oruña y Carlos Zanón. Y habrá mesas redondas dedicadas al “hard Boiled”, el policiaco más caliente, con autores como Andreu Martín y Julián Ibáñez. Son actividades que han contado con la colaboración de las bibliotecas públicas de Navarra para llegar al máximo número de personas.

 

Habrá un total de seis jornadas en las que además se proyectarán tres títulos del cine italiano, Salvatore Giuliano (1962), Excelentísimos cadáveres (1976) e Investigación sobre un ciudadano libre de toda sospecha (1970) en Baluarte y Filmoteca, una actividad promovida por la Dirección General de Cultura del Gobierno de Navarra y organizada por NICDO. Fuera de allí, se han organizado rutas teatralizadas para los sábados 15 y 22 y un “almuerzo negro” en el Hotel Tres Reyes el día 21, con un menú ambientado en el personaje Salvo Montalbano de las obras de Andrea Camilleri, al que no le faltará ese toque italiano en honor a los autores del país invitado.

 

El crimen a escena, que la misma directora del festival define como ‘su buque insignia’, es la actividad de mayor expectativa, en la que series y cine se confrontan entre la ficción y la realidad. “Es un espacio en el que expertos profesionales reales cuentan, demuestran y reproducen su trabajo de investigación sobre el escenario de Baluarte”. Por allí pasan  forenses, jueces, policía, guardia civil, criminólogos, expertos en ciberdelincuencia, antropólogos, científicos… Esta es la actividad que les diferencia, que más éxito suele tener, y dentro de ella se desarrollarán distintos talleres. La Policía Foral y la Guardia civil participarán en aquellos relativos a escenarios de crímenes a partir de la recreación de Happy valley y CSI; se hará la puesta en escena de la serie de Copy cat a manos de la criminóloga y abogada, Paz Basco; una explicación del caso de Helena Jubany a través de la serie You por el primer informático de España, Bruno Pérez Juncá; y un análisis del lenguaje corporal con Miénteme por el experto en comunicación y conducta, José Luis Martínez Ovejero.

 

Finalmente, el sábado se cerrará con un análisis de ¿Dónde está Antonio Anglés?, en relación al caso Alcàsser, realizado por el escritor Santiago Díaz y el periodista Javier Martínez desde una perspectiva que mezcla ficción y realidad. Susana Rodríguez Lezaun comenta que esta edición sobre todo cree que va a ser una edición “de recuperación” y aun contando con las restricciones vigentes, pretenden” mantener la normalidad” y la esencia en cuanto a formato y contenido. Hace hincapié en el “entusiasmo por hacer el festival lo mejor posible a pesar de las circunstancias” y el compromiso de llevarlo a cabo con la máxima seguridad posible, “pero decididos a que el público olvide por un rato lo que hay fuera”.