“La pífia” es el debut en la ficción del experto en geopolítica Greg Coonen

 

Texto: Santiago BIRADO

 

Greg Coonen, experto en Relaciones Internacionales, como periodista  ha entrevistado a presidentes de gobierno, ministros y consejeros delegados de 70 países. Con su experiencia en los entresijos económicos y políticos en lugares como Moscú, Riad o México, se ha sentado en la placidez de su casa de Andorra para escribir una novela negra sobre el mundo financiero. El protagonista de “La Pífia”, publicada de momento en catalán, pero con perspectivas de traducirse al castellano, es corredor de bolsa de un banco andorrano que comete un error aparentemente banal al teclear un cero de más en una operación. Sin embargo, eso desata una tormenta de intereses maquiavélicos que puede desestabilizar Europa entera.

El protagonista de su libro es un empleado bancario que descubre una trama conspirativa espeluznante. ¿Cuánto hay de realidad o verosimilitud en esos manejos financieros transnacionales que escapan a todo control?

“La pífia”, al ser una novela, describe situaciones que se podrían dar si los servicios secretos de un país como Rusia o China quisiesen desestabilizar un banco para después comprarlo más barato. En todo momento he buscado acercarme a la realidad y por eso todas las cifras que se mencionan son, según expertos del sector, el reflejo de lo que valdrían algunos de estos bancos hoy.  Pero más allá de la realidad, trato de plantear una reflexión sobre los riesgos que existen en el sector financiero internacional desde el año 2000; la crisis de 2008, por ejemplo, no ha sido suficiente para convencer a los bancos de tomar todas las medidas necesarias para asegurarse de que las bancarrotas en serie, por riesgo excesivo tomado por sus ejecutivos, no vuelvan a producirse. Desde mi punto de vista, es fascinante ver cuánto dinero se ha inyectado en el sistema financiero, pero sin que se hayan tomado medidas reales para asegurar la estabilidad de los bancos a largo plazo.

Explica que escribe pensando en sus hijas. ¿No teme desalentarlas al mostrarles un mundo tan mezquinamente materialista?

Realmente no. Mis hijas miran programas en Netflix que muestran un mundo mucho más cruel y materialista. De hecho, “La pífia”, describe el sector financiero tal y como es, sin exageración, pero sin afán de complacer a nadie, y tampoco es un ataque al sistema capitalista. Es un hecho que nuestros hijos viven en un mundo sumamente materialista (solo hay que ver cuánto dinero gastamos los padres en teléfonos de ultima generación y juegos para nuestros hijos), pero creo que es importante que sepan lo que pasa en el mundo, lo que mueve mercados, cómo moverse con los bancos y que conozcan algunos de los grandes desafíos que caracterizan el sector financiero y sus clientes hoy.

Todo este asunto de las criptomonedas… ¿es un bluf o va en serio?

Más que un bluf, el bitcoin y las otras criptomonedas están hoy en día consideradas verdaderas alternativas al dólar, el euro y el oro. Va muy en serio en el sentido de que, en poco más de un año, muchas de ellas se han revalorizado un 1000% mientras que las monedas FIAT (dólar, euro, yen, …) han perdido el 5% de su valor. Nadie sabe si el bitcoin, por ejemplo, va a acabar el año en 65.000 dólares por unidad o más, o al contrario volver a bajar a 20.000 o menos, pero lo que está claro es que la tendencia del momento es al alza ya que muchos bancos y empresas, viendo cuánto dinero han impreso los bancos centrales, están tratando de preservar valor en monedas alternativas. Y lo más seguro es que los bancos centrales más importantes (la fed, la BCE, el Banco de Japón y de Inglaterra, etc…) estén a punto de introducir sus propias monedas digitales que van a atraer enormes flujos de dinero, y alguna se convertirá en una moneda de intercambio que puede rivalizar con el dólar o el euro a largo plazo.

Afirma que Europa es un referente moral rodeada de regímenes autoritarios… ¿Corre el riesgo de ser naif en una jungla de depredadores?

Es importante que los países europeos estén muy unidos y defiendan su libertad y sus valores, exigiendo a los países autoritarios que dejen de tratar de manipular sus elecciones, la opinión pública y sus instituciones. Europa puede jugar un papel determinante en los próximos 10 o 20 años, pero deberá enfrentarse a los regímenes autoritarios que tienen una agenda opuesta a la nuestra. De nuevo, la amistad transatlántica Europa-USA será la clave para que China sea menos beligerante con las fake news pero también con el robo de nuestras tecnologías, el no respeto de las patentes, su “nueva Ruta de la seda”, el 5G, su criptomoneda y a nivel geopolítico, con sus grandes objetivos que son el control absoluto de Taiwán, Hong-Kong y el mar en el sur.

Hablar de moral y economía está muy bien, pero usted vive en Andorra, que no parece el paradigma de la transparencia económica. ¿Qué opina de que gente que gana mucho dinero opte por establecer su domicilio fiscal en Andorra y eluda contribuir al bienestar de su propio país a través de los impuestos?

Desgraciadamente, desde España especialmente hay mucha confusión y clichés cuando se habla de Andorra. Hoy Andorra no es un paraíso fiscal, y no lo es desde el 2010 porque todas las empresas y los individuos tienen que pagar un 10% de impuestos. Hay una gran hipocresía en Europa porque existen muchos países encantados de recibir las sedes de enormes multinacionales que, hasta ahora, raramente han pagado mas del 2 o 3% de impuestos. Es cierto que hay empresarios españoles o youtubers que ganan mucho dinero y vienen a establecerse en Andorra para pagar menos impuestos, pero le aseguro que muchos más van a Inglaterra, Irlanda o Portugal por lo mismo. Es un juego internacional y España debe competir con sus armas.

Me gustaría que desde España se reconozca que mucha gente viene a Andorra por su calidad de vida, su seguridad, la falta de contaminación y/o sus tres sistemas educativos públicos, factores decisivos para que mi familia se instalase en el principado; entiendo que demonizar a Andorra, después del caso Pujol, es fácil para los medios de comunicación, pero la realidad es otra.  En general, la propuesta reciente del G8 de establecer un mínimo del 15% de impuestos a nivel internacional, a mí me parece una iniciativa interesante para acabar con esta polémica.

¿Podría decirnos un libro que le haya marcado de manera especial en su vida?

¡Es tan difícil elegir uno! Yo soy de los clásicos, pero si debo mencionar una novela menos conocida diría que Trampa 22 de Joseph Heller, ya que trata de lo absurdo de la guerra. Es un libro que leí por primera vez con 12 años y que he vuelto a abrir varias veces a lo largo de mi vida cuando trabajaba como periodista en países inhóspitos.