Nórdica edita Transformaciones en el 50 aniversario de su publicación.

 

 

Texto: Enrique VILLAGRASA

 

Nórdica publica Transformaciones de la reconocida poeta norteamericana Anne Sexton (1928-1974). Son 16 poemas-cuento más el poema introito La llave de oro que “Abre este libro de cuentos extraños/ que transforma a los hermanos Grimm”. El libro aparece en su 50 aniversario (Transformations, publicado en 1971), en versión bilingüe, con la notable traducción de María Ramos y las geniales e fantásticas ilustraciones de Sandra Rilova.

Puedo asegurarles, personas lectoras, que tras leer este poemario los cuentos de los Grimm tienen otro sabor, dados esos sus giros impredecibles. Tal es así que puedo asegurar que nunca más volveremos a leer un cuento de hadas como cuando lo hicimos de niños. Me ha gustado ese recurso de las reinterpretaciones de los cuentos clásicos en esos mismos cuentos hechos poemas, con finales sorprendentes o no al uso, que logran con toda la intención de la autora que quien a ellos se acerque y lea pueda ser transformado: no dejan de ser verdaderos latigazos cerebrales: “La bruja se puso tan roja/ como la bandera de Japón./ Su sangre comenzó a burbujear/ como la Coca-Cola”. ¡Vaya con la sociedad americana de los años 70!

Anne Sexton escribió una poesía confesional diríase, al menos en estos poemas es así, aunque su confesión poética va más allá, ella quiere y escribe desde su subjetividad y para su subjetividad ante la necedad del mundo, de la sociedad de su tiempo. Ella poetiza sobre los dolorosos temas tabú de la experiencia femenina, de entonces, no muy lejos de la de hoy, y lo hace con toda su intensa crueldad: o sea, utilización descarnada de ese material autobiográfico y su precisa transformación en forma poética, que es lo que hace con los cuentos que nos ocupan, desde Blancanieves y los siete enanitos a La bella durmiente. Tergiversación aderezada con ironía y humor negro. ¡Ojo con el poema-cuento Rapunzel o Cenicienta!

Podemos decir si temor a equivocarnos que la vida y milagros de la Sexton es de sobras conocida por todos, pues ningún otro poeta norteamericano ha filtrado públicamente tantísimos detalles privados de su vida. Y tal vez esa franqueza en esas revelaciones fue lo que atrajo a muchos lectores, especialmente mujeres podríamos decir. Aunque otras muchas y otros muchos se sintieron especialmente ofendidos por sus poemas y otros escritos. No por eso deben dejar de leer estos poemas cuentos. ¡No les defraudarán y hasta puede ser un buen regalo de Navidad para niños y mayores inteligentes!

Por cierto, creo que fue en algún prólogo a esta obra donde leí al también reconocido escritor Kurt Vonnegut quien escribía que “Ella (la autora Anne Sexton) domestica mi terror, lo examina y lo describe, me enseña algunos trucos que me divierten; pero, después deja que vuelva a ser salvaje en mi bosque”. Que es lo que deberíamos hacer los lectores: disfrutar de los poemas, dejarnos instruir, aceptar los desafíos y consolarnos si es posible; y ensanchar nuestra imaginación con estos textos, para que no se empequeñezca nuestro pensamiento crítico. Estos poemas cuento alumbraran nuestro cerebro, para el que son un regalo, en cada lectura. Y no olviden que: “El músico siguió/ tocando su violín/ para atraer compañía”.

 

Fragmento de Blancanieves y los siete enanitos

Tengas la vida que tengas
una virgen es una muñeca agradable:

mejillas frágiles como papel de fumar,

brazos y piernas de porcelana,

labios como vino del Rhône,

ojos giratorios de color azul esmalte,

abiertos, cerrados.

Abiertos para decir:

Buenos días, Mamá,

y cerrados para recibir

la embestida del unicornio.

Ella está intacta.

Ella es tan blanca como una espina de pescado.