El escritor islandés de novela policiaca Arnaldur Indridason ambienta sus historias en Islandia, un lugar que a priori no parece nada criminal, lo que ha suscitado nuestro interés por conocer algo mejor al responsable de llevar los asesinatos a este país insular nórdico.

 

 Texto: Susana PICOS Foto: LJÓSMGASSI

 

Islandia es un país que no aparece en las noticias de sucesos ni encabeza las listas de lugares peligrosos, todo lo contrario; aun así, Arnaldur Indridason, un periodista y escritor nacido en 1961 en Reikiavik, decidió que escribiría novela policiaca ambientada en su país y el experimento le funcionó. Lleva publicados más de veinte libros, de los cuales catorce pertenecen a la saga de su detective fetiche: Erlendur Sveinsson. Ganador en 2013 del Premio RBA de Novela Policiaca, hace unos meses publicó en nuestro país El duelo, una historia ambientada en la guerra fría en la que se combate sobre un tablero de ajedrez.

  1. Una pasión: “Soy un apasionado de la historia y desde pequeño un gran fan del cine”.
  2. Lecturas de juventud: “La pareja sueca Maj Sjöwall y Per Wahlöö, creadores de los casos de Martin Beck. Todas sus novelas, menos una, fueron traducidas al islandés durante mi juventud, y me sedujo su estilo, su humor y su cercanía a las cuestiones sociales. También me gustaban las novelas de Alistair MacLean y Hammond Innes”.
  3. Escritor de cabecera: “John Steinbeck, su lectura me sigue marcando todavía; no ceso jamás de admirarlo”.
  4. Cine: “Adoro las películas de James Bond”.
  5. ¿Mapa o brújula? “Dejo simplemente que la historia fluya en una dirección, con el deseo de que sea emocionante y divertida, a la vez que algo informativa. Antes de llegar a la versión definitiva, retomo numerosas veces el texto para afinarlo, corregirlo, cambiar palabras de sitio, sustituir otras…”.
  6. Influencias. “He aprendido de las sagas islandesas que cuentan las grandes leyendas de los primeros colonos de la isla. Están llenas de emociones, de conflictos familiares y de personajes atractivos, pero jamás se desvían de lo esencial y cautivan constantemente al lector”.
  7. Erlendur Sveinsson: “Es un policía islandés y un hombre con profundas raíces en la historia islandesa y el fascinante desarrollo social que tuvo lugar en ella tras el final de la Segunda Guerra Mundial: una comunidad rural pobre se transformó en uno de los países más ricos del mundo —hasta la reciente bancarrota-. Erlendur jamás logró adaptarse a ese cambio tan rápido de la sociedad islandesa, y se quedó anclado en la nostalgia”.
  8. Estilo: “Mis historias siguen el estilo de las novelas negras escandinavas llamadas ‘realismo social’. Yo intento tratar los problemas sociales en mis libros sin olvidar nunca el placer del lector”.
  9. Buenos y malos: “Los culpables que me interesan son aquellos a los que la vida sitúa en una posición que los aboca a cometer un crimen. No los divido en buenos y malos. Me interesa mirar el interior de las personas”.
  10. Un mensaje. “Si mis libros tienen algún mensaje será: cuidad de los niños. Que no sufran por los errores de los mayores”.

 

 

“El duelo”. Guerra Fría, ajedrez y muerte

Se celebra en Reikiavik uno de los acontecimientos más importantes del mundo, el campeonato de ajedrez entre Bobby Fischer y Boris Spassky. Es 1972 y al detective Marion Briem le asignan la investigación del asesinato de un adolescente en un cine, un caso complejo que se enreda con la competición de ajedrez y la Guerra Fría, donde los intereses políticos priman más que las vidas humanas.

Marion tiene que luchar para esclarecer un caso que todo el mundo quiere olvidar, a la vez que vive su propia batalla interior con episodios de su pasado que marcan su presente, como el abandono de su padre o la tuberculosis que le acompañó en su infancia y le acercó la muerte. Los amantes de la saga de Erlendur Sveinsson reconocerán en Marion al mentor del famoso detective.