Magdalena Lasala. Nacida en Zaragoza. Premio de Las Letras Aragonesas 2014, autora de una extensa producción literaria que abarca todos los géneros escritos, premiada con el reconocimiento de los lectores y la crítica. Miembro de la Real Academia de Bellas Artes de San Luis. De temprana vocación literaria, es novelista indispensable en el panorama español de novela histórica, con repercusión internacional, que ha compaginado con su producción poética alcanzando un lugar de prestigio en la poesía contemporánea. Esta poeta esencial, es autora de una extensa producción en poesía. En este género comenzó su trayectoria de publicaciones en el año 1990, entrando con fuerza en un panorama literario que le otorgó excelentes críticas como representante de una lírica directa, intensamente sincera y pasional, e iniciando un camino de comunicación que no abandonará, manteniendo una solvente y cultivada voz propia que le hace merecedora de su prestigio como poeta y creadora de una teórica poética de profundidad existencial, conectando la creación del poeta al canal de expresión del mundo del alma. Sus textos poéticos han sido traducidos al francés, inglés, italiano, checo, búlgaro y alemán, incluidos en antologías de poesía española y utilizados para la creación de obras musicales, escénicas y de danza con músicos internacionales como Gabriel Sopeña, Luis M.Giacoman y Antón García Abril, entre otros. Este año de 2022 publicará El Amor, La Vida y Tú, nuevo poemario construido como un viaje por tres estadios del conocimiento existencial ligado al destino de la creación.

 

Poema

Creí que te habías marchado.

Cada día me fui envolviendo de capas tristes de vida de este mundo. Era un árbol con mil noventa y seis anillos envolviéndome. Alimentándome con su oscuridad triste. Y caminaba respondiendo a mi nombre prestado. Cargando con el peso de tu ausencia inmensa habitando mis ramas secas. Secándome por dentro. Yo, al final de los anillos. Yo, entregándome a ellos, dejándome llevar por su abrazo de verdad inapelable. Ocultándome de tu recuerdo en el fondo de las capas de abandono. Creí que no volverías. Que ya no estabas. Y tampoco estaría yo. Moriría yo si no podía morir tu memora en mí. Cerré los ojos. Talé el árbol. En el centro de aquel tronco sólo podías salvarme tú.

 

CARTAS EN UN SEMÁFORO ROJO

Magdalena Lasala

Endymion

86 págs. 14€