El avance de las novedades editoriales del género fantástico que llegarán en los próximos meses a las librerías en el año II de la pandemia.

Texto: Antonio TORRUBIA  Foto: Gerard (Fotosintetics) con retoque de Octavi Segarra

 

Quién se iba a imaginar en enero de 2020 lo que iba a dar de sí ese fatídico año. Aún tiene que pasar un tiempo para que todos lo dejemos atrás, y aunque ya nada será igual los libros siguen llegando a las librerías. ¿Queréis saber qué nos depararán los próximos meses en género fantástico? Pasad y leed.

Empezamos con la editorial malagueña El Transbordador, comandada por Pilar Márquez Flores y acompañada por Miguel Ángel Villalobos y José María Soret. Cerraron 2020 con Los dioses muertos, de José A. Fideu (ganador en 2016 del premio Minotauro por Los últimos años de la magia), y empezarán el año con Asuntos de muertos, de Nieves Mories, autora de Agujeros de sol (editada en 2020 por Dilatando Mentes). Durante los primeros meses de 2021 publicarán obras como Lo que ruge, de Izaskun Gracia, una colección de relatos que orbitan alrededor de lo insólito pero que viajan desde el realismo hasta la fantasía o la ciencia ficción, o la novela corta ganadora del I Premio El Proceso, convocado por la editorial el pasado mes de abril y dotado con 1.000 euros, que en esta ocasión tenía como tema «geografías imaginarias». Y justo antes del verano publicarán la traducción al castellano de la novela ganadora del premio Joaquim Ruyra 2017: Negorith, de Iván Ledesma. Durante el primer semestre de 2021 también publicarán otras novelas de terror, ciencia ficción y weird, un nuevo título de su línea de poesía (La balada de los drones, de Daniel Bellón) o un libro ilustrado a cargo del binomio explosivo Fernando Llor-Manu Gutiérrez.

Nocturna publicó en febrero la nueva recopilación de relatos de Joe Hill, A tumba abierta, y en marzo recuperan la trilogía de Jay Kristoff con Nuncanoche, en mayo vuelven a publicar Tumba de dioses. Ambas partes ya se publicaron hace unos años, pero otra editorial decidió que no merecía la pena acabarla y por fin, en septiembre de 2021 verá la luz Darkdawn, el cierre de la trilogía, respetando su formato de publicación original y con traducción del mismo traductor que los anteriores: Manu Viciano.

La editorial alicantina Dilatando Mentes, con Ángel de Dios García y Maite Aranda a la cabeza cerró 2020 con la divertida y bizarra Los últimos días de Brian Evenson, la lisérgica y erótica novela corta Hierba de Anya Martin y la ganadora del Bram Stoker El jardín del tallador de huesos de Sarah Read. Han empezado 2021 con Ser Devorado, de Sara Tantlinger, novela corta finalista del Premio Bram Stoker y que ganó el Premio Ladies of Horror Fiction. En marzo ha visto la luz El Morador, de Daria Pietrzak, una historia que bebe de los cuentos clásicos de brujas y demonios que se transmitían oralmente en la antigüedad, pero también de obras como La casa en el confín de la tierra o La maldición de Hill House, o de películas como El Ente o Al final de la escalera y tienen anunciada El narrador, de Michael Cisco, una maravillosa obra fantasmagórica, extraña, alienígena, barroca y confusa. Nos encontramos con una obra mágica que juega con el lenguaje y el punto de vista narrativo de tal modo que la historia parece un sueño, plegándose y replegándose en distintas capas, lo que la convierte en una obra tan fascinante como imprescindible. En abril veremos en librerías Yo soy el Río, de Ted E. Grau, finalista en los Premios Bram Stoker.

El sello madrileño Biblioteca de Carfax cerró el año con la novela que peor cuerpo me ha dejado en mi vida: La chica de al lado, de Jack Ketchum. Para empezar 2021 publicó El viento en el rosal y otras historias de lo sobrenatural, de Mary E. Wilkins Freeman, una estupenda recopilación de relatos de fantasmas de la autora estadounidense. Y en marzo pondrán a la venta Bohemios del valle de Sesqua, de W. H. Pugmire, su segunda novedad del año y aunque será para acabarlo, publicarán una de las mejores novelas de terror del 2020, The Only Good Indians, de Stephen Graham Jones.

La decana Ediciones Valdemar, referente en la edición del terror en nuestro país desde hace más de treinta años, cerraron 2020 con El parásito y otros cuentos de Arthur Conan Doyle en su colección Gótica y la primera parte de los relatos completos de Sherlock Holmes, en su colección Selecta. En 2021 publicarán tres historias de H.G. Wells en un lujoso volumen de Gótica: La isla del doctor Moreau, El hombre invisible y El jugador de croquet. En marzo publicarán la antología de relatos para el confinamiento Estado de alarma, que no son más que los veintitrés cuentos que colgaron gratis de su web durante el confinamiento del COVID entre marzo y junio del año pasado reunidos en 800 páginas de tapa dura. Ya para el día del Libro vuelve la genial Pilar Pedraza con Nocturnas: Historias vampíricas. Más tarde, antes de verano, publicarán El Ciclo de Averoigne de Clark Ashton Smith y en su colección Gótica reeditarán bastantes de los tomos descatalogados para acabar con la especulación de algunos que ya venden por cientos de euros los títulos agotados desde hace años. Puede que si el primer volumen de las historias cortas de Sherlock Holmes responde en ventas, quién sabe si se animarán este año o en 2022 a publicar su cierre.

En Insólita empezaron 2021 con la traducción de Meddling Kids, del barcelonés afincado en Los Ángeles Edgar Cantero, próximamente editarán una edición de lujo de la ucronía ambientada en el Madrid de los 70 de Javier Miró: Ojalá tú nunca, y anuncian para este año el debut de Ricardo Montesinos con el fix-up de novela corta y relatos de nombre Sabio idiota, –cuya portada os presentamos en primicia-, y la publicación de Brujas de arena, una novela de fantasía ambientada en una distopía climática escrita por la madrileña Marina Tena Tena.

En Ediciones Gigamesh cerraron 2020 con Subsolar, tercera parte de Los ojos bizcos del sol de Emilio Bueso, el ensayo El idioma de la noche de Ursula K. Le Guin, las antologías de relatos ilustradas con lo mejor de los premios Hugo La vida de los bots y Lenguas maternas, la novela corta Estamos todos de puta madre, de Daryl Gregory (autor de La familia Telemacus, Blackie Books) con portada e ilustraciones interiores de Luis Bustos. Ya para empezar 2021 anuncian un volumen de lujo con las tres artes de la excepcional saga de Emilio Bueso (Transcrepuscular, Antisolar y Subsolar) en un solo tomo, con portada de Tomás Hijo y la recuperación de Bosque Mitago y su segunda parte Lavondyss, de Robert Holdstock, con traducción de Cristina Macía y espectaculares portadas de Emma Ríos. Las aguas de Versalles de Kelly Robson llegará en una edición ilustrada por Enrique Corominas y El lunes empieza el sábado de los hermanos Strugatski.

Alianza Runas cerró 2020 con La insurrección de Rosalera, segunda parte de la trilogía de Ajenjo del británico de origen yoruba Tade Thompson y con Emily Eterna, primera novela de Mark Wheaton, una novela apocalíptica en la que la vida útil del Sol acaba unos miles de años antes de lo que los científicos predecían protagonizada por una conciencia artificial que carga sobre sus binarios hombros con el destino de la humanidad y este año se estrenó con la recuperación del clásico apocalíptico de John Wyndham El día de los trífidos, obra escrita hace 70 años de la que han bebido decenas de producciones literarias, cinéfilas y series de televisión. Dejadme parar un momento ante el que es el lanzamiento de género fantástico del año: acaba de publicarse la segunda parte de la trilogía La era de la locura del británico Joe Abercrombie, con el sugerente nombre de El problema de la paz. Y es que Joe Abercrombie va afianzándose libro tras libro como el referente fantástico de la fantasía oscura, descarnada, con personajes que no son ni buenos ni malos, personajes creíbles a veces crueles, a veces honrados son los que pueblan su Círculo del Mundo. El rey del Grimdark sigue en plena forma. Runas continuará el año en abril con la nueva y esperada antología del americano de origen chino Ken Liu La chica oculta y otros relatos, Los ángeles me miran de Marc Pastor ya para verano, la primera parte de los relatos completos de J. G. Ballard y más allá vislumbramos el cierre en dos volúmenes de la saga La dinastía del diente de león de Ken Liu, las dos siguientes novelas cortas de Los niños descarriados de Seanan McGuire y la novela ambientada en el mundo de Terralinde de la sevillana Concepción Perea: La Guerra de la Reina Durmiente.

En Nova CF cerraron 2020 a toda máquina con El ritmo de la guerra, de Brandon Sanderson. Y comenzaron 2021 con Las cenizas de Babilonia, sexta novela de The Expanse de James S. A. Corey. Continuaron en febrero con la recuperación de El hombre hembra, de Joanna Russ y la divertidísima primera parte de la trilogía de La Tumba Sellada: Gideon la novena, de Tamsyn Muir. Para seguir el año anuncian la nostalgia ochentera hecha libro (y posiblemente en un tiempo película de Spielberg) Ready Player Two, de Ernest Cline. En abril La estirpe de Lilith, un volumen que rondará las mil páginas de la trilogía Xenogénesis de Octavia Butler, prólogo de N. K. Jemisin y corrección a fondo de Pilar Márquez Flores, en mayo llegará la nueva novela de Andy Weir, un fragmento paralelo al volumen cuatro de Los archivos de la tormenta en el que acompañaremos a Lopen en una misión muy especial que se titula La esquirla del amanecer y la continuación de Gideon antes de acabar el año, la tercera parte de Escuadrón y las recuperaciones en ediciones de lujo ilustradas de la primera trilogía de Nacidos de la bruma.

 Y para finalizar el repaso os presento a una nueva editorial que se acaba de estrenar el 1 de marzo de 2021 bajo el nombre de Gamon y 4 sagas de lo mejorcito que se ha publicado en los últimos años: en marzo llegarán la fantasía urbana de La última sonrisa de Sunder City, de Luke Arnold (lo conoceréis por actuar como Long John Silver en la serie de televisión Black Sails) y el divertidísimo grimdark de Reyes de la tierra salvaje de Nicholas Eames, para abril o puede que mayo el primer volumen de Los magos de la pólvora, La promesa de sangre de Brian McLellan, que como bien apunta la editora del sello Lucila Quintana une lo mejor de Sanderson con la épica de Steven Erikson y para finales de verano o primeros de otoño la oscura La plegaria de la calle de Gareth Hanrahan.

¿Os parece poco? Aquí sólo va un anticipo de todas las publicaciones de género fantástico que veremos en 2021. Y ahora esto toca a su fin: ¡Todos a las librerías!