La editora de Granta en español, Valerie Miles, estará hoy lunes 31 de mayo en conversación con Álvaro Colomer, Paulina Fuentes y David Aliaga en los Diálogos on line de la ACEC.

 

Texto: Antonio ITURBE

 

Granta es una de las publicaciones literarias más prestigiosas que existen. Reúne en sus páginas suculentas textos de los mejores autores internacionales y su lista de colaboradores es tan extensa como mareante, llena de premios Nobel y firmas míticas. Desde el año 2003 contamos con Granta en español, nacida gracias a la combativa editora, escritora y activista cultural Valerie Miles.

La revista Granta nació en reino Unido en 1979 por el empeño de dos norteamericanos, Bill Buford y Pete de Bolla. La propia página web de Granta en español explica que “Fue un motín literario de primer orden. Outsiders y además ¡americanos! al frente de una revista británica centenaria en el seno del poder intelectual inglés. Los jóvenes editores pretendían romper con la persistencia de un modelo anticuado y complaciente en la novela inglesa y abrir un diálogo transatlántico con la joven escritura norteamericana que no lograba franquear el muro de las editoriales del Reino Unido”.

Algo así ha abanderado aquí Valerie Miles con Granta en español. Ella es una de las personas que más ha hecho por el impulso y la difusión internacional de la literatura española. Contó en el despegue de Granta con el apoyo del poeta, traductor y editor Aurelio Major, que estuvo en la co-dirección editorial hasta 2010 y sigue siendo un colaborador importante de la publicación. En este viaje de dos décadas de Valerie Miles al frente del proyecto ha tenido que luchar en muchos frentes, uno de ellos el de la publicación y distribución de los ejemplares en papel de Granta y ahora, tras idas y venidas en varias editoriales, se muestra contenta por haber encontrado en la editorial Candaya “un lugar acogedor” para Granta que, en realidad, es mucho más que una revista: es una república independiente para lectores y escritores.

La Granta británica no solo reunió a las mejores firmas literarias del momento en sus páginas sino que empezó a partir de 1983 a elaborar listas periódicas con la selección de los mejores escritores jóvenes para apoyar los talentos emergentes. En esa primera lista generacional, reunió en un número a un puñado de jóvenes con nombres como Martin Amis, Pat Barker,Rose Tremain,  Julian Barnes, William Boyd, Kazuo Ishiguro, Ian McEwan o Salman Rushdie. Su ojo clínico fue tan certero que, desde entonces, sus listas son seguidas con expectación por el mundo cultural.

Tras la primera selección de escritores españoles en el año 2010,  había mucha expectación por conocer la lista con “los mejores narradores jóvenes en español menores de 35 años” de esta década, que se acaba de publicar el pasado mes de abril. 22 autores que llegan hasta las cuatro esquinas de la lengua española, con nombres como Paulina Flores (Chile), José Ardila (Colombia), Mónica Ojeda (Ecuador), Camila Fabri (Argentina) o David Aliaga (España). La prueba de la importancia de estar en la lista de Granta son las ampollas que levanta en los que no son incluidos en ella.

Nos ponemos al habla con la editora de Granta en español, Valerie Miles. Sobre el sentido de seguir remando por la literatura comenta que “Es un proyecto de muy largo alcance, pretende seguir siendo vigente en un siglo, sí, como un testimonio de la vida estética de una época, de la imaginación y cómo se está expresando la vida y las preocupaciones y el inconsciente colectivo. Por eso la revista «madre» tiene ya 132 años y su archivo está en la British Library”.

La aventura de Valerie Miles es doble: no solo está en la trinchera de la literatura donde la precariedad en los apoyos económicos son siempre escasos, sino que además lo hace “en español” desde un país como este en que los gobiernos de todas las administraciones de todos los colores políticos tienen la Cultura en la cola de sus intereses. Ha tenido que remar en solitario muchas veces, pero ella es persistente. Cuenta que “Granta en español es un proyecto peripatético, es una flaneuse, es guerrillera. Tiene y tendrá la estructura que necesita en cada momento, ahora somos más personas gracias a las necesidades de este número, por ejemplo, pero más que cualquier otra cosa, Granta y Granta en español son de y para sus lectores. Nos importan los lectores no sólo de hoy, sino de mañana y pasado mañana. Yo estoy trabajando en un proyecto que pretende estar en conversación con los lectores a cien años vista, como mínimo”.

Lo cierto es que ha conseguido que los ejemplares de Granta no sean comida rápida para el mercado cultural. La prueba del algodón es que cuando buscas alguno de sus ejemplares agotados -como el número 4 con escritores como Paul Auster, Juan Marsé o Ruiz Zafón escribiendo sobre Barcelona- encuentras que hay un ejemplar en venta ¡por 1.088 dólares! Un ejemplar muy deseado.

Pero eso no quita para que las dificultades en estos casi 20 años de camino hayan sido muchas para Granta en español, y casi nunca se le haya prestado la atención y se le haya reconocido la importancia de su labor a favor de la literatura en castellano. No solo ha proporcionado lectura sabrosa a lectores que necesitaban reconciliarse con la literatura ante el bombardeo de la industria del libro, más urgida en encontrar ingresos económicos que talentos asombrosos, sino que Granta en español ha hecho que los escritores en castellano entren en el radar de los editores de todo el mundo. Un apoyo a los escritores en su proyección, pero también remunerando dignamente sus textos: “Granta siempre paga a los escritores y para éste número hemos pagado a escritores, algunos casi inéditos, por un texto corto lo que algunos no recibirán por novelas enteras. Y trabajamos mucho juntos, y con los traductores”.

Un esfuerzo que casi nunca ha recibido el apoyo que debería. Pero hay pequeños gestos que le muestran que todo ese gasto de energía de sacar adelante a esta criatura literaria a lo largo de los años ha valido la pena: “una escritora cubana del número me envió una felicitación por el día de la madre. A pesar de que un crítico me llamó «la prologuista» que esa «prologuista» (ni siquiera me puso como jurado) se puede obviar porque no importa lo que dice, porque probablemente esté en un hotel en algún lugar hablando por teléfono. Como si este número no representara 20 años de trabajo y no siempre con el viento a favor”.

Valerie Miles reflexiona en voz alta, más que a nosotros se lo susurra a sí misma cuando nos dice: “Granta siempre ha sido mi forma de querer ayudar a embellecer el entorno en el que vivo. Y sé, como me acaba de escribir en Facebook Estanislao, de Guinea Equatorial, que también estamos cambiando algunas vidas. Literatura y transformación. Arte. En eso estamos. Granta también es una forma de provocar –de eso se trata el arte. Algunos lo entienden, otros no. El tiempo dirá. Yo estoy tranquila”.

Hoy lunes 31 de mayo se podrá escuchar a Valerie Miles en diálogo con Álvaro Colomer, junto a dos de los escritores seleccionados en la edición Granta “Los mejores narradores jóvenes en español”, en la serie Diálogos on line  que organiza la Asociación Colegial de Escritores de Cataluña (ACEC). Podrá seguirse el encuentro a través de

Facebook :  https://www.facebook.com/ACECatalunya/

Instragram ACEC   https://www.instagram.com/acec_escriptors/

Youtube ACEC   https://www.youtube.com/c/ACECatalunya