La Asociación Cultural Burbaca organiza la semana cultural que se celebrará del 9 al 15 de agosto y que incluye el  primer encuentro de poetas del  Jiloca.

 

Texto: Enrique VILLAGRASA

 

“Burbáguena es una villa de aroma medieval y estirpe mudéjar que se asoma al río Jiloca. Un río que corre con un vértigo de centellas y de frondas”, con estas palabras abría el prólogo que Antón Castro escribió para el libro Línea de luz (Olifante). Bien sabe él como Nacho Escuín que Burbáguena es mi locus amoenus (en el prólogo a La poesía sabe esperar): ese lugar tan agradable, que no puedo dejar de pensar y las veces posibles estar en él.

Pues bien, se ha logrado. Ha nacido el primer encuentro de poetas del Jiloca en Burbáguena, en este segundo año de pandemia. Nos abandonaremos presto en ese aullido final de la canícula, el viernes 13 de agosto, a las 19.30 en la terraza del hotel El Molino. Y para resquebrajar el tedio de la tarde se reunirán todos estos doctos poetas:

Antonio Ansón (Villanueva de Huerva, Zaragoza, 1960), poeta, narrador y ensayista. Ejerce de profesor del Departamento de Filología Francesa de la Universidad de Zaragoza y comisario de exposiciones de fotografía, su pasión: de hecho sus textos están muy relacionados entre la palabra e imagen. Su última novela es Como si fuera esta noche la última vez y en ensayo: Hijos del agobio. Memoria y desmemoria de la guerra en la fotografía española contemporánea. Y en poesía: Este mensaje es para ti que tienes mucha soledad como yo.

Olga Bernad (Zaragoza, 1969). Licenciada en Filología Hispánica por la Universidad de Zaragoza. Su último poemario es Perros de noviembre y su última publicación ha sido un libro de relatos: El polvo nihilista. Ha sido incluida en diferentes antologías, tanto de narradoras como de poetas. Ha sido traducida al griego, al francés y al árabe. También ha participado en varios libros colectivos y revistas literarias con textos propios o colaboraciones críticas, entre ellas Turia, Rolde, Estación poesía, Anáfora, Isla de Siltolá, Quimera o el suplemente cultural del Heraldo de Aragón, Artes&Letras.  Actualmente escribe una columna semanal en El Periódico de Aragón y prepara su nuevo poemario que aparecerá en el otoño de este año.

Nacho Escuín (Ignacio Escuín Borao, Teruel, 1981). Es licenciado en Filología Hispánica y doctor en Teoría de la Literatura y Literatura Comparada. Ha desempeñado tareas de docente, editor, gestor cultural y crítico literario. Ha sido Director General de Cultura y Patrimonio del Gobierno de Aragón de 2015 a 2019. Actualmente es director del Instituto de estudios Turolenses, y también responsable de los servicios de Ediciones y Actividades Culturales de la Universidad San Jorge. Ha publicado el ensayo La medida de lo posible. Fórmulas del nuevo realismo en la poesía española contemporánea 1990-2009. También se ha ocupado de la edición y prólogo de la poesía de Antonio Méndez Rubio, Hacia lo violento, y su último poemario es Nadar hasta la orilla, con solapa del reconocido poeta Ángel Guinda.

Sofía González Millán nació en Teruel en 1975, es poeta, escritora y Licenciada en Psicología. Vivió sus primeros 17 años en Burbáguena, después se trasladó a Valencia para estudiar la carrera universitaria. Su relación con la poesía fue temprana, a los 16 años ganó el primer premio de poesía organizado por el Instituto Valle del Jiloca de Calamocha. En 2010 creó el blog “Reto: una poesía cada día”, donde escribió un poema cada día durante un año. Participó, también en ese mismo año, en el Recital de Poetas Jóvenes con la lectura de sus obras, organizado por el Patronato Municipal de Educación y Bibliotecas del Ayuntamiento de Zaragoza y la Asociación Aragonesa de Escritores. Posteriormente publicó en la revista Alhucema el poema “Tristeza de madre”. Ha participado en el libro Uni-versos para Somalia, de la editorial Quadrivium, con el poema “Latidos en la espalda”. Posteriormente vio publicado otro de sus poemas en la revista Librújula, titulado “Poema 2020”.

En la actualidad vive su pasión por la poesía en Burbáguena y colabora en el Diario de Teruel con una columna de opinión, semanal, titulada “Desde Burbáguena con amor”.

Simeón Martín Rubio (Burbáguena, 1949). Profesor jubilado de Literatura, poeta, novelista y crítico literario. También y en esos años primeros de la democracia y las autonomías en España fue Director General de Cultura y Educación del Gobierno de Aragón. Como novelista publicó Pintan bastos y como poeta son reconocidas sus Silva de varia cocción, entre otros poemarios. Como crítico cabe destacar su Paseo literario: antología de textos aragoneses y El tintero derramado: Sílaba del anochecer de E. Villagrasa, en Espéculo: Revista de Estudios Literarios, Universidad Complutense: Departamento de Filología Española de la Universidad Complutense. Está también incluido en el Diccionario de autores aragoneses contemporáneos, 1885-2005 de Javier Barreiro.

Javier Picazo Millán nació en los oscuros años cincuenta y tantos. Escribe marcado por esas fiebres infantiles que pasó y por otras inconfesables razones y además por culpa de o gracias a las áridas llanuras turolenses y o las frondosas vegas del Jiloca, que le llevan al realismo irónico aragonés, desde las aulas del Colegio Universitario de Teruel, cursando la carrera de Literatura Española. Después dará rienda suelta a todos sus fantasmas, lanzado sus poemas al universo virtual de las redes sociales e Internet. Escribía, no sé si escribe, para salvarse, por amor a su tierra…y para dejar de ser una persona exiliada. Tiene poemas publicados en la colección Serie de Literatura Miguel Artigas del Centro de Estudios del Jiloca, recogidos bajo el significativo título de Poeta exiliado en sí mismo (que recuerda al poeta José Bergamín) y el Poemario neobarroco irónico aragonés, con fotografías de Inma Gamo.

Alfredo Saldaña (Toledo, 1962) es catedrático de Teoría de la Literatura y Literatura Comparada de la Universidad de Zaragoza. Sus líneas de investigación se centran en la filosofía de la cultura, la teoría crítica y la literatura contemporánea, con una atención especial a la poesía. Ha sido profesor visitante de universidades europeas y americanas: de Francia, Italia, Estonia, Eslovenia, Túnez, Turquía y de Uruguay y Argentina. es autor de entre otros ensayos: La huella en el margen. Literatura y pensamiento crítico y La práctica de la teoría. Elementos para una crítica de la cultura contemporánea. Y, en colaboración con el también profesor Antonio Pérez Lasheras, editor de Miguel Labordeta. Obra publicada. Su último libro de poesía es por ahora Malpaís.

Juan Antonio Tello (La Almunia de Doña Godina, 1965) es Doctor en Teoría de la Literatura y Licenciado de grado en Filología Francesa por la Universidad de Zaragoza, en estudios Hispánicos por la Universidad de Burdeos. Tiene poemarios de la talla de Umbrales de Rimbaud y ha traducido entre otros, a Julien Torma, Alfred Jarry y la poesía completa de Boris Vian. Además se ha encargado de la edición de la antología de poesía Al sur de la palabra. Poetas marroquíes contemporáneos. Su último libro de poesía En este momento que llamamos lugar está publicado en la colección Rayo azul. Fue director del instituto de enseñanza media de Calamocha y estuvo de profesor de francés en el instituto español de Tánger. Ahora ejerce de profesor en un instituto de Zaragoza.

Burbaca

La Asociación Cultural Burbaca ha preparado esta semana cultural que se inicia el día 9 y finaliza el 15 y no solo con poesía, también tienen exposiciones de fotografía, pintura, escultura y artesanía diversa de los artistas locales; teatro; actividades deportivas y senderistas; jotas y mil actos más en los que bien vale la pena participar. ¡No se lo pierdan, personas amantes de la vida y naturaleza!

 

De hecho, creo que Burbáguena es ese pueblo donde las coloridas hojas caen todos sus otoños, río abajo: ahí conduce nuestro caer. Creo que es un pueblo donde mujeres y hombres y también Dios se citan con y en la naturaleza y su cierzo. Reflexiva conciencia de estas personas que habitan sus paisajes. Quienes con un trasfondo un poco serio y verista, aunque con un registro somardo, si cabe: o sea, sin maldad y con inteligencia y humor, se proyectan y proyectan todo sobre la multiplicidad de cosas y objetos que pueblan su mundo visible, sensible e inteligible, que es el de la experiencia humana sin ir más lejos, en este pueblo tan singular, que es Burbáguena. En él están todas las cosas que están, como en la poesía: pasadas y presentes, profundas y silenciosas. Sería justo y necesario, pues, vivir la vida de este y otros pueblos de Teruel, trabajar con y por su voz, con su respiración, con y por los recuerdos de mi infancia con el junco mordido, entre esos labios de futuro.

Y para muestra de poesía este pregón en octosílabos de nuestro querido admirado poeta y Simeón Martín Rubio, que supongo será leído por él o por otra persona esa tarde poética:

 

PREGÓN

En la balsa del molino,

se han citado unos poetas

que quieren mostraros hoy

la voz que duerme en sus venas.

Hay voces de todas clases,

las hay altas y sonoras,

las  hay apagadas, suaves,

las  hay que dicen y callan,

las  hay que lloran y cantan.

Las voces que en esta tarde

van  a nadar estas aguas

os  quieren agradecer,

el  que vengáis a escucharlas.

 

Quieren, yo digo, queremos

destacar  esta proeza

que  Burbaca ha convocado

y que produce extrañeza.

No es normal que en estos pueblos,

florezcan  tantos poemas.

No es normal, pero aquí están

con  la sonrisa en la boca,

y la luna en la cintura.

Os dicen “gracias” y ¡basta!

¡Que comience la lectura!