Sira deja los hilos y se pasa a las ondas en la continuación de “El tiempo entre costuras” (Planeta), uno de los grandes éxitos editoriales de esta última década en España y en Latinoamérica, que convirtió a María Dueñas en la reina del «best seller”

 

Texto: Susana PICOS  Foto: Asís G. AYERBE

 

María Dueñas es manchega, aunque vive desde hace años en Cartagena, y actualmente se dedica en exclusiva a la escritura. Es una mujer práctica, seguramente porque es la mayor de siete hermanos, y cree en el trabajo bien hecho de cada día y no tanto en amuletos ni talismanes. Sus protagonistas “no son mujeres que hayan nacido con alma de heroínas”, pero su labor y empeño las hace heroicas.

María Dueñas se ha convertido en un fenómeno editorial porque los lectores y lectoras lo han decidido. Esta profesora universitaria de filología inglesa creó en 2009 el personaje de Sira Quiroga, una modesta costurera convertida en espía, y ahora, doce años después, publica su continuación, Sira, con unas cifras espectaculares: una tirada de salida de medio millón de ejemplares para España y Latinoamérica, y esto solo es el principio. Para entender la gran apuesta de Planeta por Sira, hemos de recordar que la novela de El tiempo entre costuras lleva veinte ediciones y ha sido traducida a 35 lenguas, además del éxito cosechado con su adaptación televisiva.

No obstante, este “pelotazo” podía ser fruto de un solo libro y después caer en el olvido, como le ha ocurrido a otros autores, pero durante estos años María Dueñas ha seguido escribiendo y ha publicado las novelas Misión olvido en 2012, La templanza en 2015 y Las hijas del capitán en 2018, y, aunque no hayan llegado a las cifras de El tiempo entre costuras, todas ellas han recibido el apoyo de los lectores. Por todo ello, las expectativas de éxito de Sira son muy grandes.

Durante estos años, María Dueñas cuenta cómo muchos lectores, y principalmente lectoras, porque son la mayoría de su público, le han pedido que continuase la historia de Sira y, finalmente, aquí está. En este nuevo libro nos encontramos con una Sira más madura, que es madre y que, igual que en la primera entrega, se tiene que enfrentar sola a las adversidades que la vida le presenta. Ha terminado la Segunda Guerra Mundial y Sira se encuentra en Palestina, en una época previa al nacimiento de Israel bajo dominio británico. La veremos también en Londres, Madrid y Tánger, una ciudad esta última a la que María Dueñas viaja con frecuencia y por la que siente fascinación por las numerosas historias que se vislumbran tras sus muros. En esta novela, Sira seguirá siendo ingenua, pero mucho menos inocente que en el primer libro; tendrá sentimientos encontrados entre seguir a su marido o tomar su propio camino, aunque la vida decidirá por ella, y después será ella quien luche por su porvenir y halle su lugar en el mundo del periodismo, sin dejar de mantener sus vínculos con el servicio secreto inglés.

En Sira, el trasfondo histórico, político y sociológico está muy elaborado, igual que en las anteriores novelas de la autora; sin embargo, como ha dicho la propia María Dueñas, “no quiero escribir novela histórica, la uso como trasfondo de la ficción”. En esta última novela encontramos a personajes ficticios que conviven con otros reales, como la multimillonaria Barbara Hutton o Eva Perón. También aparecen mencionados personajes del exilio español que se marcharon a Londres, como Luis Cernuda, Salvador de Madariaga o Arturo Barea, algunos de los cuales llegaron a colaborar con los servicios radiofónicos de la BBC, emisiones que llegaban a nuestro país, pero sobre todo a Latinoamérica.