La autora de “Las edades de Lulú” o la serie de novelas “Episodios de una guerra interminable”, que han ido desgranando diferentes episodios de la guerra y posguerra española, falleció el sábado a causa de cáncer a los 61 años. Murió escribiendo.

 

Texto: Antonio ITURBE Foto: Asís AYERBE

 

Causa un impacto enorme entrar en la Wikipedia de Almudena Grandes y leer que la enciclopedia ya habla de ella en pasado. Su energía y su fuerza hacían imposible que nada la parase. En octubre hizo público que padecía cáncer y el pasado sábado falleció en Madrid. Hasta el último momento siguió trabajando en el que iba a ser su siguiente libro.
Hace un año publicamos en Librújula la última entrevista, al hilo de la que ya va a ser su última novela, La madre de Frankenstein. Almudena Grandes siempre nos recibió con cordialidad porque era una mujer que siempre tenía prisa pero siempre tenía tiempo. Escribió novelas que chorreaban realidad y sus personajes de ficción eran más humanos que muchas de las personas que uno conoce a lo largo de la vida. No todas sus novelas fueron perfectas ni todas sus vehementes diatribas fueron ponderadas. Uno podía estar o no de acuerdo con sus posiciones, pero lo que era difícil negarle es que siempre fue una persona clara, transparente, que iba de cara y no se guardaba cartas en la manga: era de izquierdas, republicana y anticlerical. Creía mucho en lo que creía y lo defendía apasionadamente. Nadie podrá negar que fue una escritora cercana a la gente, que disfrutaba en darse a sus lectores y que hizo leer a mucha gente en un país donde cada página que se abre es un milagro.

Estas son diez de las muchas reflexiones que nos ha dejado Almudena:

1- La memoria
“Es un error creer que la memoria tiene que ver con el pasado. Es una especialidad española. La memoria tiene que ver con el presente, porque si no sabemos quiénes somos, no sabemos quiénes queremos ser. Y tiene que ver con el futuro, si no tenemos identidad cómo vamos a poder vivir. Lo que tiene que ver con el pasado es la historia. La memoria empieza donde termina la historia. España y Turquía son los dos únicos países que no tienen una política de memoria”. (Diario Nius)

2- La Derecha
“La derecha considera que este país le pertenece, que es propiedad suya porque lo heredaron de sus abuelos, los ganadores de la guerra. Cuando la derecha pierde el poder, reacciona como si se lo hubieran robado”. (Diario Nius) «Lo de decir que este Gobierno es ilegítimo sí que es espeluznante, porque forma parte de nuestra tradición más tenebrosa. Considerar ilegitimo un Gobierno legitimo es lo que hicieron los fascistas en la guerra civil. La especialidad del fascismo español es convertir a las víctimas en verdugos, para hacer a los verdugos víctimas» (Eldiario.es)

3- Los republicanos
«Esta democracia tiene una deuda enorme con el exilio. Ese exilio republicano en vez de nacionalizarse, siguieron siendo españoles hasta el final», (La Sexta Televisión)

4- La Transición
“La transición española es como una escena de Mary Poppins en la que la niñera va con los niños al parque, llueve mucho y hay un señor pintando con tiza en el suelo. Se cogen de las manos y saltan a un país de dibujos animados donde todo es precioso. Eso fue un poco lo que nos transmitieron”. (Revista Semana/Colombia)

5- La crisis económica
“Me di cuenta de que lo que estamos viviendo es una posguerra, porque lo que nosotros llamamos crisis económica ha sido una guerra, la de los poderes económicos contra las soberanías y las democracias. Y los derechos de los ciudadanos han sido el botín de guerra”. (Revista Mía)

6- El consumismo
«Creo que el verdadero veneno de esta sociedad es el consumo. Es lo que envenena todo: envenena el planeta, es un factor de degradación ecológica, envenena hasta las propias estructuras económicas, destroza los límites de todo incentivando la ambición… Para sacar una consecuencia positiva y verosímil de esta crisis deberíamos aprender a resistir a la publicidad, deberíamos construir una escala de valores que no tuviera que ver con el consumo desaforado» (El Diario.es)

7- La crítica literaria española
“Hay un cainismo en la cultura española que me revienta mucho, Está muy bien que ames a los autores a los que amas y que no te gusten los que no te gustan. Lo que no entiendo es que te conviertas antes en un militante de los autores que no te gustan que en un publicista de los autores que te gustan”. (Librújula)

8- Redes sociales
“Twitter es peligroso, pone el ingenio por delante de la inteligencia”. (Pregón de Sant Jordi 2018)

9- La lectura
“Lo que más me gustaba en el mundo era leer libros y lo que más me sigue gustando en el mundo es leer libros. Si encontrara a una persona que me pagara por leer novelas no escribiría novelas, me gusta mucho más leerlas. Leer es siempre algo que haces por placer y escribir se hace por necesidad; tiene ingredientes diferentes. La literatura en principio, para mí, tuvo mucho que ver con la vida: la literatura, desde el principio, era vida de más..” (Universidad Nacional de Mar de Plata)

10- El nacimiento de la escritura
“Los domingos por la tarde íbamos a casa de abuelo. Los hombres se ponían a ver el partido de fútbol, mi madre se ponía a hablar con mis tías en la mesa de la cocina y a los niños para que no molestáramos nos daban papel y lápices de colores y nos mandaban al comedor a dibujar y yo dibujo fatal. Soy incapaz de dibujar y me aburría y daba la lata. Una tía abuela, una mujer extraordinaria, me dijo un día: ¿y a ti que te gusta tanto leer por qué no escribes? Y empecé los domingos por la tarde a escribir cuentos en el tiempo que duraba el partido de fútbol. Y es increíble porque miro hacia atrás y yo ya era yo”. (El Diario.es TV)